Ir a Pagos en Línea
Intertek (www.intertek.com)

Síguenos a través de nuestras Redes Sociales

 
 
 
Logo Facebook    Logo Twitter    Linkedin

 

 

Protegiendo lo Hecho en México

agosto 10, 2017

La marca México se reconoce a nivel mundial por su calidad, así como por ofrecer al mercado productos seguros para el consumidor. Los productos cerámicos que encontramos en casa son un ejemplo claro de esto.

La industria de productos cerámicos es motivo de orgullo nacional ya que México es el país exportador no. 1 hacia Estados Unidos de productos como tazas, tazones, jarras y hasta vajillas completas. Muchas grandes marcas encuentran en México y en la industria de la cerámica soluciones para las necesidades de los consumidores.

El vender con calidad y seguridad siempre será prioritario para cualquier fabricante, por lo que respaldar las producciones mediante análisis de laboratorio que permitan medir la calidad, seguridad y desempeño de los productos será la mejor carta de presentación de cualquier fabricante.

Los análisis químicos aseguran que el producto es aceptable a los niveles máximos permisibles de metales pesados como el Plomo y el Cadmio, los cuales en una alta exposición pueden generar problemas renales o déficit de atención niños, por lo tanto, estos análisis dan la seguridad de que el producto no va a causar un daño en nuestro organismo.

Por otro lado, las condiciones físicas a las cuales puede estar sometido un producto se evalúan en el Laboratorio simulando condiciones de uso normal, así como el abuso que el consumidor pudiera generarle.

La evaluación de la resistencia de la cerámica a golpes, cambios bruscos de temperatura, uso de lava vajilla o lavado a mano, entre otras, nos permiten evaluar la calidad y el desempeño del producto ante cualquier situación que se le presente al consumidor.

Gracias a las normatividades nacionales (NOM) e internacionales (ASTM, ISO, PAS) podemos evaluar los productos cerámicos y verificar que estos cumplen con los más altos estándares de calidad confirmando que  lo Hecho en México, está bien hecho.